«Mamá, papá, léeme un cuento»

¿Has pensado alguna vez en los beneficios para el desarrollo cognitivo de tu hijo, cada vez que le lees un cuento?

Mucho se ha dicho sobre la lectura como herramienta de estimulación en los más pequeños, pero no existían tantos datos que aclararan desde qué edad el cerebro del bebé está preparado para reaccionar a los estímulos de la lectura, sobre todo, si ésta se hace en voz alta.

Recientemente, la investigadora Lisa S. Scott ha desarrollado un estudio llamado “Especialización neuronal dependiente de la experiencia durante la infancia”, publicado en la revista “Child Development”, en el que demuestra que los bebés, a partir de los 6 meses de edad, ya se fijan visualmente y memorizan mejor los personajes de los cuentos infantiles cuando tienen un nombre. Por ejemplo, “el lagarto Juancho”, en lugar de sólo decirle “el lagarto”. Para desarrollar el estudio, el equipo investigador monitorizó a un grupo de bebés, de 6 a 9 meses, utilizando técnicas de seguimiento ocular y electroencefalogramas, mientras sus padres y madres les leían cuentos, durante al menos 10 minutos. Unos niños escuchaban historias con animales sin nombres propios, y otros con nombres propios. El grupo de bebés que recibió libros con personajes identificados con nombres propios mostró una actividad cerebral mayor al reconocer a sus protagonistas en las imágenes, mientras sus padres leían el cuento.

Por otra parte, la especialista en formación Waldorf, Raquel Rodríguez, destaca que, sumado a este destacado impacto en la mente de los bebés, leer cuentos en la infancia facilita en los niños «la capacidad de comunicarse, escuchar con atención, aprender a escribir y leer mejor y más rápidamente, de emprender una iniciativa creadora y desarrollar la imaginación». 

Entre los beneficios de la lectura de cuentos también destacan:

Ayuda a conciliar el sueño

Agiliza la memoria

Estrecha el vínculo afectuoso entre padres e hijos

Genera las bases para alimentar el hábito de la lectura  en la etapa adulta

Amplía la capacidad de reflexión, comprensión y empatía, pues llegan a entender los sentimientos y emociones de los personajes que aparecen en la historia

 

http://www.mikoporo.com